Bahía (I): Flora y clima

Selva amazónicaSAN SALVADOR DE BAHÍA, BRASIL. 29 de febrero. ¡Qué delicioso día! Pero la palabra delicioso es harto débil para expresar los sentimientos de un naturalista que por vez primera vaga por un bosque brasileño. Lléname de admiración la elegancia de las hierbas, la novedad de las plantas parásitas, la hermosura de las flores, el verde deslumbrante del follaje; pero, por encima de todo, el vigor y esplendor general de la vegetación. Extraña mezcla de rumores y de silencio reina en todas las partes cubiertas de bosque. Los insectos hacen tal ruido, que puede oírselos desde el barco, anclado a varios centenares de metros de la costa; sin embargo, en el interior de la selva parece imperar universal silencio. Todo el que ame a la historia natural siente en un día como este un placer y un júbilo tan intensos que puede prometerse experimentarlo de nuevo. Después de haber andado errante por espacio de algunas horas, vuelvo al punto de embarque; pero antes de llegar me sorprende una tormenta tropical y trato de resguardarme bajo un árbol de una copa tan frondosa, que jamás podría atravesarla un chaparrón como los que vemos en Inglaterra; por el contrario, aquí corre un pequeño torrente a lo largo del tronco al cabo de algunos minutos. A esta violencia de las lluvias debe atribuirse el verdor que alfombra el suelo de los bosques más espesos; en efecto, si los chaparrones se asemejasen a los de los climas templados, se absorbería la mayor parte del agua que cayese y se evaporaría antes de haber podido llegar al suelo. No trataré de describir ahora la magnificencia de esta admirable bahía; porque a nuestro regreso nos detuvimos en ella por segunda vez, y tendré motivo para hablar de esto más adelante.

2 comentarios:

Pau dijo...

Qué buena iniciativa y poder además tener un lugar donde enterarnos de las cosas de la naturaleza y que hay gente que por ella se preocupa, saludos.
Pau - Boletos de Avion.

Matías dijo...

Felicitaciones por el blog! me encantan los lugares naturales para vacacionar, espero poder ir pronto para mi familia.
Matías - Paquetes a Nueva York